Impresionante

keivinwedell

keivinwedell

El día de hoy, revisando las noticias en El Universal On Line, me encuentro con la grata sorpresa de que Evo Morales, cumple un sueño: promulga en El Alto, la nueva Constitución Política de Bolivia.

010evo-consti1

Foto: AP 07 de febrero de 2009, ElUniversal.com.mx

Esto es, sin duda alguna, un hecho histórico sin precedentes que se convertirá seguramente, en la referencia obligada para la emancipación de los pueblos de América Latina.

Sorprendente. Me quedo sin palabras, tantas cosas vienen a mi mente.

evocon

Foto: AP, El Universal en línea

Desde la llegada de los conquistadores europeos a nuestro continente, se ha venido acumulando una deuda histórica con todos los pueblos indígenas de América, razón por la cual, y sin lugar a dudas, Evo Morales ha demostrado que en el terreno de la legalidad, más que en el de las armas, es posible refundar y liberar a un pueblo desde los valores de la unidad, la igualdad y la dignidad.

universal_evo

<

p style=”text-align: center;”>milenio_evo

Caramba, estoy gratamente sorprendido… es un momento histórico muy emocionante.

En el diario Milenio en Internet leo:

Esta es la segunda independencia, la verdadera liberación de Bolivia”, dijo Morales al reivindicar los “500 años de resistencia de los indígenas”. “Recoge las aspiraciones más profundas de los sectores abandonados. Protege a todos los bolivianos y no excluye a nadie”, acotó.

A sus opositores les dijo: “Pueden sacarme del palacio presidencial, pueden matarme, misión cumplida por la refundación de Bolivia”, pero a continuación los llamó a “implementar juntos la Constitución”.

Cerró su discurso con un llamado a la “reconciliación entre originarios milenarios (indígenas) y originarios contemporáneos (mestizos)”.

De corte estatista e indigenista, la nueva Carta Magna incorpora un régimen de autonomías para las regiones; reconoce la justicia comunitaria que tendrá igual rango que la ordinaria; incorpora la segunda vuelta electoral y la reelección inmediata del presidente por una vez y declara a la coca como patrimonio.

El texto sin embargo no emergió de un pacto nacional por disputas políticas, pero es la primera Carta Magna aprobada por voto popular.

“Es una Constitución que a nombre de los excluidos, excluye a otra parte del país y deja de lado su función unificadora”, dijo el ex constituyente opositor Jorge Lazarte. “Hay dos visiones de país enfrentadas, sólo una recoge la Carta Magna y eso no garantiza su permanencia”, acotó.

Para esto último, es bien cierto que la historia la hacen los vencedores… pero en este sentido es bueno recordar a Richard Stallman, el fundador del movimiento del Software Libre:

“Que las empresas tengan especial influencia en la política significa que la democracia está enferma. El propósito de la democracia es asegurarse de que los ricos no tengan una influencia proporcional a su riqueza. Y si tienen más influencia que tú o que yo, eso significa que la democracia está fallando. Las leyes que obtienen de esta forma no tienen autoridad moral, sino la capacidad de hacer daño.”

En verdad, espero que la nueva Constitución de Bolivia, permita reivindicar los derechos, cultura y voz de cada uno de los habitantes de ese país, sean indígenas o sean mestizos. Y a propósito de ello, retomo una historia del “Sureste en dos vientos, una tormenta y una profecía” que en su momento me gustó mucho, aunque hoy en día su autor ya no tanto, pero que refleja un poco el anhelo de toda buena causa:

<

p style=”text-align: center; padding-left: 60px;”>La tormenta…
…la que está

Nacerá del choque de estos dos vientos, llega ya su tiempo, se atiza ya el horno de la historia. Reina ahora el viento de arriba, ya viene el viento de abajo, ya la tormenta viene… así será…

<

p style=”padding-left: 30px; text-align: center;”>La profecía…
…la que está

Cuando amaine la tormenta, cuando lluvia y fuego dejen en paz otra vez la tierra, el mundo ya no será mundo, sino algo mejor.

Marcos, Selva Lacandona, México, agosto de 1992

Justicia, tierra y libertad, Evo… 🙂

Leave a comment

Deja un comentario

Comments